Más presión sobre los precios: los costos de mover un camión subieron 20% en agosto

Se trata de la suba más alta desde el 2002, advirtieron desde ese sector clave para la economía. Cómo influyó el gran incremento en los combustibles.

Mover un camión en la Argentina fue 20,3% más caro en agosto, como consecuencia de la disparada de costos tras la devaluación, que alcanzaron un nivel récord.

Los incrementos en la operatoria del sector acumulan 92,5% en los primeros ocho meses de 2023, y 149,04% interanual (agosto 2022-agosto 2023).

Para encontrar una cifra cercana a la registrada el mes pasado, hay que remontarse a mayo de 2002, cuando el Índice de Costos que elabora la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (FADEEAC) reportó 18% de aumento en los costos operativos.

El informe, realizado por el Departamento de Estudios Económicos y Costos de FADEEAC, y auditado por la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Buenos Aires (UBA), mide 11 rubros que impactan directamente en los costos de las empresas de transporte de cargas de todo el país, y es referencia en buena medida para la fijación o ajuste de las tarifas del sector.

El comportamiento de las variables hizo que la cifra final del mes (20,3%) superara la proyección que los especialistas habían realizado a mediados de agosto (17%), tras el impacto de la fuerte depreciación del tipo de cambio oficial en los costos de la actividad, y adelanta que el incremento acumulado entre enero y septiembre superaría el 100%.

Por otra parte, con la entrada en vigencia de la primera cuota del Convenio Colectivo de Trabajo (CCT) en el corriente mes (25%), se proyecta una suba piso de 6% para septiembre.

En agosto, 10 de los 11 rubros que componen el Índice (la excepción fue Patentes), registraron fuertes aumentos.

Combustible, el gran protagonista

En primer término, se destacó el pronunciado incremento de Combustibles (17,9%), tras un período con aumentos mensuales pautados en torno al 5% (diciembre 2022-julio 2023) en el marco del programa Precios Justos.

La suba de 18% se refiere al precio en surtidor, y que la misma es sensiblemente inferior al aumento del costo de combustible a granel o mayorista, que utiliza la mayor parte del sector, y que registró incrementos que rondan el 35%.

Tal como alertamos desde FADEEAC, el aumento del costo de combustible a granel muy por encima del incremento registrado en surtidor, produjo un desvío natural en el método de carga del autotransporte.

Es por ello que ya durante agosto se reportaron diferentes tipos de dificultades para el normal abastecimiento de combustible: desde cupos para la carga y demoras, hasta falta de acceso a gasoil tipo 2 (el que mayoritariamente utiliza el sector) o limitaciones en el medio de pago aceptado.

Algunas de las 44 cámaras asociadas informaron que en estaciones de servicio de diferentes puntos de la provincia de Buenos Aires, Chaco, Chubut, Córdoba, Entre Ríos, Jujuy, La Pampa, Mendoza, Misiones, Salta, San Luis, Santa Cruz, Santa Fe, Santiago del Estero y Tucumán se establecieron cupos de carga de 100 litros como máximo (el tanque de un camión tiene 600 litros), demoras de hasta 12 horas para el repostaje, y efectivo como único medio de pago aceptado.

El aumento en el rubro Lubricantes (27,5%), por su parte, estuvo en línea con los mayores incrementos del gasoil a granel.

A lo que ocurrió con el ítem Combustibles -el insumo de mayor gravitación en los costos del sector-, deben sumarse los aumentos pautados en agosto para Personal (15,5%), así como las fuertes variaciones registradas en Peajes (42,2%).

Efecto devaluación

Por el lado de los insumos vinculados con los equipos -muchos de ellos de origen importado-, también se produjeron vertiginosos aumentos, en línea con la depreciación del tipo de cambio oficial.

Las subas oscilaron entre 22 y 25% (Seguros, 21,05%; Reparaciones, 22%; Material Rodante, 22,7%; y Neumáticos, 24,24%), en un contexto de incertidumbre en cuanto a los precios de referencia de los principales insumos.

Gastos Generales (11,7%) fue el rubro que presentó la menor suba mensual dentro de los costos operativos, mientras que Costo Financiero (31,1%) tuvo un pronunciado aumento en línea con las elevadas tasas de interés.

El dato de agosto nos genera especial preocupación porque, más allá de marcar un récord mensual en los últimos 20 años, confirma el crecimiento de la nominalidad inflacionaria hacia el resto del año”, dijo Roberto Guarnieri, presidente de FADEEAC.

La entidad advirtió que «aún en medio de un contexto récord de inflación doméstica desde 2002 (94,8% en 2022, y proyecciones elevadas para agosto y 2023), desde el año pasado, los costos del transporte de cargas vienen superando por varios puntos a la inflación minorista».

Fuente: NA